Peces a mis pies… pero nada más.

El río Tera es a día de hoy mi “bestia negra”. El río donde peor resultado (más bolos) he obtenido hasta ahora durante las varias temporadas trucheras que llevo – no muchas, he de reconocer -. Tanto a spinning como a mosca, tan solo he llegado a clavar dos (a cucharilla ambas). El EDS es el tramo que más he visitado, y me empieza a cuadrar el hecho de encontrarme con solo un pescador, o ninguno, durante mis jornadas (casi todas en pleno fin de semana). ¿De verdad hay peces aquí?

Reconozco mi falta de experiencia, e intuyo que están curtidas en combate… las pocas que quedan. Porque ni siquiera las veo salir espantadas ante mi torpe avanzar por el cauce. Pero no me rindo, y seguiré intentándolo, porque en mi última escapada de la pasada temporada una descarada trucha llego nadando a mis pies (llevaba quieto unos minutos atando unas moscas…). Permaneció unos segundos, y cuando por fin decidí echar mano a la cámara, lo más sigilosamente posible, dio media vuelta para retirarse a toda prisa. Aun así sumergí la cámara, por tentar a la suerte de capturar algún fotograma, cuando pude ver que tenía otra visita a mis pies…

Flyfishing and Skateboarding

Si la combinación del Jazz y la pesca a mosca ya me había parecido curiosa – en cuanto a dos artes/aficiones compartidas por el mismo grupo de amigos -, ver a estos tipos haciendo del escenario de pesca su propio parque de skating no le va a la zaga.

Video: Fixed for Fly Fishing

Poder ir a echar unos lances en bicicleta sería todo un lujo, por la implicación inmediata que supone estar a una distancia prudencial que lo hiciera viable, en primer lugar. Y más aún si encima es sobre una “fixie”, uniendo de nuevo la pesca a mosca con lo hipster (aún sigo sorprendido por esta conjunción de astros – el vídeo no sería el mismo sobre una mountain bike).

La esencia del lanzado a mosca

La-esencia-del-lanzado-a-moscaTítulo: La esencia del lanzado a mosca
Autor: Mel Krieger
Fotografía: Ben Blackwell
Editorial: Tikal
Colección: Grandes de la Pesca
Número de páginas: 148 páginas
ISBN: 9 788430 596706

Texto de Contraportada

La esencia del lanzado a mosca, ahora en su tercera edición en Estados Unidos, y ya traducida a varios idiomas, sirve como base del temario de escuelas de pesca a mosca de todo el mundo.

“El modo con que Mel aborda el tema del lanzado a mosca suena tan fundamentado que su forma de enseñar trasciende cualquier estilo, escuela o técnica individual”
MIKE FONG, escritor y editor de la revista The Inside Angler.

La esencia es perfecta. Este libro representa una de esas ideas brillantes que surgen de tarde en tarde, y que no puedes permitirte dejar escapar”
JERRY GIBBS, editor de pesca, revista Outdoor Life.

“Mel Krieger ha logrado encontrar la mejor forma de transcribir a letra impresa la enseñanza del lanzado a mosca.”
STEVE RAJEFF, campeón del mundo de lanzado y diseñador de cañas de mosca.

“Ninguno de los entendidos – y quier decir ninguno – ha llegado siquiera a acercarse a los logros de Krieger en lo que se refiere a la enseñanza del lanzado a mosca”
ERNEST SCHWIEBERT, autor y pescador de fama internacional.

“Mel es, sin ninguna duda, uno de los grandes maestros del lanzado a mosca que hay en el mundo”
DOUG SWISHER, escritor e instructor de lanzado a mosca.

“La enseñanza de cualquier tipo encierra una forma de arte en sí misma y, entre sus homónimos, el maestro Krieger es un instructor de lanzado por excelencia
A. J. McCLANE, escritor ya fallecido y antiguo editor de pesca en la revista Field and Stream.

Mel Krieger ha enseñado el arte del lanzado y la pesca a mosca en Europa, Asia, Sudamérica, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá. La esencia del lanzado a mosca representa la culminación de veinticinco años de investigación, dedicación y enseñanza de un método contrastado.

Ben Blackwell, con más de veinte años de experiencia a sus espaldas como fotógrafo profesional, tiene sus fotografías expuestas en las colecciones permanentes del Museo de Arte Spenser, el Museo de Arte Moderno de San Francisco y en el Centro Internacional de la Fotografía.

Conclusiones de un novato

No había aún decidido que equipo de pesca a mosca comprar y ya conocía por mil referencias al “maestro Krieger”. El gran Mel no necesita presentación, y si tal fuera el caso, amigo novato, apunta el nombre y empieza ya a buscar en Internet; hablo por propia experiencia del camino recorrido no hace mucho. Es el maestro del lanzado, la persona encargada de convencernos de la importancia que la técnica del lance tiene.

No solo es capaz de transmitir de forma sencilla y directa las bases y los ejercicios necesarios para iniciarse, progresar y dominar el lance, sino que al mismo tiempo lo hace desmitificando su complejidad. El ingrediente principal de la receta no tiene misterio: practicar, practicar y practicar…

La esencia del lanzado a mosca” es el segundo título que adquiero sobre el tema. El primero fue “El lance práctico en la Pesca a Mosca“. Tal vez uno se pregunte cuántos libros pueden llegar a ser necesarios o recomendables para aprender o perfeccionar el lance. La respuesta lógicamente va a ir en función de las necesidades. Las mías en concreto, las del novato, son el aprendizaje básico. Si me decidí primero por comprar la obra de Manuel Iglesias sin duda fue por el contenido visual del DVD, para poder resolver cualquier duda que dejara abierta el texto o las figuras explicativas. Si tuviera que repetir el proceso creo que volvería a realizarlo en ese mismo orden, por lo que recomiendo al que empieza que se haga con un ejemplar de éste.

Ahora bien, una vez superada esa fase “febril” de querer aprender a toda costa (y rápidamente) a lanzar la mosca con éxito relativo, es el momento perfecto para adentrarse en la obra de Mel Krieger, deborando concienzudamente todas y cada una de sus páginas desde el principio. Deteniéndose de nuevo en lo básico. Creo que ahí radica la fortaleza de este libro, en los detalles fundamentales a los que hay que prestar atención y, sobretodo, en los errores que hay que evitar. Y este proceso de aprendizaje adquiere más valor cuando ya existe una experiencia previa, pues se identifican perfectamente los problemas o errores cometidos en el río y, una vez entendido como superarlos, como enfrentarse al lanzado siguiendo los consejos de Krieger, los resultados son sorprendentes.

La esencia del lanzado a mosca” no es un libro solo para principiantes. Con él se pueden afianzar los conocimientos, y adquirir la técnica mediante la práctica, desde lo básico hasta lo avanzado. Uno tiene material para rato, para toda la vida de hecho. Las horas de práctica son las que van a limitar nuestro avance. Será necesario (¡y muy recomendado!) volver al libro una vez de regreso del río, buscando consejo para aquellas situaciones que no hemos sabido resolver, o esos lances que nos ha costado ejecutar, e incluso aquellos de los que no estamos seguros de haber ejecutado de la manera más eficiente (realizando menos esfuerzo, presentando mejor, aumentando el control de la línea…). Ahí en esos momentos de “retrospectiva” es donde uno entiende por qué Mel Krieger es el maestro: porque ya conoce nuestros errores, sabía que los cometeriamos, nos los muestra y nos da la solución.

La esencia del lanzado a mosca (Mel Krieger)