Etiquetado: Burgos

Cascada de Tobalina

De vuelta al Jerea (Merindades de Burgos) para detenerse esta vez en la localidad de Pedrosa de Tobalina, concretamente en su famosa cascada. Para el que se lo pregunte, si, es un tramo pescable, pero habrá que sortear visitantes y bañistas… en verano lo habitual es ver a los “mozos” saltar la cascada… y no es menos cierto que eso puede ser igual de irresistible que poder lanzar una ninfa :)

 
Cascada de Tobalina

Una imagen: El río Jerea

Bueno, en realidad dos imágenes. Me cuesta decidir entre ambas.

En la localidad de San Pantaleón de Losa, ubicada en la comarca de Las Merindades (Burgos), se erige la peña Colorada. Cualquier viajero que se acerque a este rincón burgalés no podrá resistir la tentación de subir a ella, bien sea para visitar la ermita de San Pantaleón o para disfrutar de una magníficas vistas del Valle de Losa.

Desde las alturas podemos ver como el río Jerea recorre el valle desde un extremo al otro, abrazando este “peñón” sobre el que reposa también la leyenda del Santo Grial.

Con esta visión del río quedo en paz con un Jerea que hace ya algo más de un año me dejaba un sabor agridulce en la apertura de la temporada  2015. Nada como tomar distancia para ver las cosas con otro color.

Río Jerea - San Pantaleón de Losa

Sin título

Pesquera de Ebro (Burgos)

Cuaderno de Pesca: Pesquera de Ebro (Burgos)

Crónica

Con el mes de Abril ya agotado, y teniendo en cuenta que la primera jornada había tenido que ser abortada por fuerza mayor, eran muchas las ganas (¿ansias?) de poder realizar unos lances con los que inaugurar la temporada truchera 2016.

La fecha para visitar este coto ya había sido fijada a principios de año tras el sorteo, para hacer coincidir la misma con una visita a las Merindades de Burgos durante el puente de Mayo. Siendo los ríos Nela y Trueba ya conocidos, había que aprovechar la ocasión para descubrir un nuevo escenario, y el coto de Pesquera de Ebro ofrecía una opción atractiva para dichas fechas. Su fama le precede, conocido por albergar una buena población truchera, pero precisamente por su dificultad a la hora de enfrentarse a sus posturas. Once kilómetros de coto, y sin embargo tan solo unos pocos de ellos son fácilmente accesibles sin jugarse el tipo; el río está fuertemente protegido tanto por la vegetación de ribera como por el impresionante cañón que el Ebro.

Río Ebro - Pesquera de Ebro (Burgos)

Río Ebro a su paso por “Pesquera de Ebro” (Burgos). El cañón se hace cada vez más fuerte río arriba.

Y en esto que llega por fin el día 1 de Mayo, día de la madre también, y la tónica general de los ríos seguía siendo no muy favorable para la pesca, con crecidas generalizadas en casi todo el tercio superior peninsular. El tiempo amenaza frío (máximas de 6 grados) y lluvia (aunque escasa). Así pues, no sin cierto nerviosismo, nos dirigimos hacia la localidad de Pesquera de Ebro con los dedos cruzados. A pocos kilómetros del pueblo la carretera circula ya junto al impresionante cañón del Ebro, dejando vislumbrar en ocasiones el río, abajo, a muchos metros abajo. Las vistas son magníficas, y la imaginación se dispara pensando en las truchas que deben habitar semejante santuario libre de pescadores.

Sigue leyendo

El Trueba

Terminada ya, al menos para mí, la temporada truchera 2015, el río Trueba se mantiene firme en su condición de río maldito para mi fortuna como pescador. Recorre una de las regiones más hermosas del país, las Merindades de Burgos, a la que todos los años tengo hasta ahora la suerte de regresar descendiendo la Mazorra y atravesando el cañon del Ebro. Hasta el año que viene, querido Trueba.

Sin título

Cuaderno de Pesca: Río Jerea (Burgos)

Untitled

Cuaderno de Pesca: Cuenca del Ebro (Burgos)

Fecha: Abril de 2015
Lugar: Las Merindades, Burgos (España)
Objetivo: Salmo trutta
Equipo: Flyfishing

Crónica

Con el habitual exceso de entusiasmo y motivación de la apertura de temporada, acudimos Jose y yo a las aguas del río Jerea. ¿Por qué el Jerea? Por simple falta de coordinación al elegir los permisos. Que pudiéramos coincidir el domingo en Medina de Pomar (Burgos) no estuvo claro hasta pocos días antes, y lo mejor que pudimos conseguir fue igual que nada: Jose en el AREC del Trueba y yo en el AREC de Villarcayo. Con los pases confirmados era ya imposible cualquier jugada (ni cancelación ni adquirir un nuevo pase el mismo día para otra zona).

O nos íbamos cada uno por su lado, o buscábamos una alternativa “libre” (sin necesidad de permiso). ¿Qué teníamos?

ORDEN FYM/161/2014, de 11 de marzo, por la que se declaran las aguas trucheras de Castilla y León.
Cuenca del Ebro:
[…] El río Jerea: Desde su nacimiento hasta el puente de la localidad de Pedrosa de Tobalina. No se consideran trucheras las lagunas de Dobro ni el Embalse de Monteagudo de las Vicarías. No se consideran trucheras las aguas del embalse de Arija.

¡Bingo! Aguas abajo de Pedrosa. Y allí fuimos. Y allí pescamos (bueno, Jose, yo no). Veamos el breve resumen de sensaciones y experiencias de la jornada:

  • Aquello parecía la feria. Inicio de temporada, si… pero demasiada gente para ser tramo “no truchero”
  • ¿¡Por qué declaran este tramo como no truchero!? WTF!! – Que venga el equipo de investigación de El Mundo a explicarlo, o Iker Jiménez mejor…
  • Como legalmente es “no truchero”, pues imaginen ustedes las variété de artes empleadas…
  • Un río de gran belleza. Venía alto, pero de aguas cristalinas, con profundas pozas y pequeños saltos.
  • “Por aquí puedo cruzar… si, ya casi estoy, me agarro a la rama, medio metro y llego a la otra orilla. ¡Mierda!” (más profundidad de la esperada, agüita fresca entrando por el vadeador… Y justo hoy que me olvido la bolsita estanca para el móvil… a tomar Fanta!! Teléfono kaput.

Reconozco que ir a un tramo libre, declarado no truchero, y encontrar truchas es algo a lo que no estoy acostumbrado. Pero la alegría da paso a un sabor agridulce. Supongo que me entendéis. Y más aún cuando uno es además el animal exótico presente (¿nadie más ha venido con sus moscas?). No soy un radical de la captura y suelta (bueno, solo para mí mismo, pero no hacia los demás). Entiendo que el que quiera llevarse una trucha a casa tenga derecho a disfrutar esa opción, dentro de la legalidad. Pero si precisamente la legalidad pone “a huevo” el aperturismo del captura y fríe en un tramo que bien podría declarado truchero, ahí ya no entiendo nada.

Temporada de Pesca 2015 (Burgos)Si veo el mapa de aguas trucheras de Burgos, se me antoja extraño el mismo… Simplemente no lo entiendo, y desde luego me encantaría conocer los criterios (honestamente) para seguramente poder aprender la base medio ambiental de dicha decisión. Siendo “malo” (paranoico), diría que parece un “Oasis”… por poco tiempo.

Tramo no truchero - Río Jerea (Burgos)

En el apartado puramente “pescador”, puede que haya sido uno de esos días duros, de bolo, donde además uno sufre especialmente enredándose casi con todo lo habido y por haber. Alguna trucha vi, pero nunca a tiro, posturas imposibles… lo que supuso acabar pescando al agua, palos de ciego, y encima termino dándome un pequeño baño y el teléfono sufre las consecuencias…. puff… se que vendrán jornadas mejores. Al menos el teléfono, lo pude revivir gracias al truco de secarlo con arroz (funcionó al 100% – mi iPhone resucito cual ave Fénix… buscad en Google, hay multitud de artículos explicando el proceso).

Tal vez fuera el exceso de entusiasmo, de ganas y de expectativas del primer día de la temporada… pero que junto a mi falta de habilidad hicieron que fuera un día de chasco… un poco más frustrante cuando además tu compañero de pesca si que consigue salvar la actuación. No es que uno no se alegre, Jose, pero digamos que no contribuye a suavizar el estado anímico post-jornada.

Resultado

De nuestro lado: (del de Jose, no del mío) 4 truchas entraron al engaño.

De lado del Jerea: Unas 6 moscas destinadas a la decoración navideña del próximo Diciembre… y casi se lleva por delante mi teléfono móvil.

Conclusiones

Lo bueno: Estreno de temporada, buena compañía… estar en el río.

Lo malo: Desde mi humilde opinión – sin base técnica alguna – creo que debería (volver a) declararse truchero. Me gustaría que alguien me contara por qué estoy equivocado.

 

Una imagen: Río Ebro

La entrada que lleva al valle de la Merindad de Valdivieso no deja indiferente al viajero. Todavía sigue siendo para mí una de las mas bellas carreteras por las que he tenido el gusto de conducir ya innumerables veces.

Tras descender el puerto de la Mazorra, la carretera discurre por el cañón horadado por el Ebro. Río y conductor se encuentran flanqueados por la sierra de la Tesla. Muchas veces he atravesado la puerta de las Merindades de Burgos, pero hace poco fue la primera vez que pude detener el coche para asomarme al Ebro. Un espectáculo hipnótico.

Río Ebro

Río Ebro