Motivo número 9 para la “Captura y Suelta”

Hay salmones de sobra para pescar

¡Que no cunda el pánico conservacionista! Estamos de enhorabuena y al parecer “hay salmones de sobra“. Antón Caldevilla, presidente de la Sociedad de Pescadores de El Esmerillón, nos tranquilizaba con esa afirmación después de comprobar que

“más de 2.800 salmones se contabilizaron el pasado fin de semana entre los ríos del Sella y el Cares-Deva en un registro oficial realizado por miembros de la Guardería de la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos, voluntarios de las asociaciones de pescadores de El Esmerillón y del Cares-Deva y buzos profesionales.” [elcomercio.es]

Salmón asturiano

Salmones atlánticos invadiendo Asturias

Admitamos incluso que hay más salmones, y redondeemos la cifra a 3.000 ejemplares, entrando a tropel, como en las rebajas de El Corte Inglés. ¿A cuánto cabemos por pescador? En España, en total en 2013, hay alrededor de 900.000 licencias de pesca (el 20% de las cuales por cierto pertenecen a Castilla y León, que encabeza el ranking) según informa el diario ABC.  Supongamos que, a parte de los pescadores asturianos, hay muchos otros españoles dispuestos a darse el viaje hasta allí ante la abundancia contabilizada. ¿Digamos algo menos de un tercio en total? ¿300.000 potenciales pescadores? Vale, que estamos en crisis, y el turismo no está al alcance de todos. Que sean 100.000 entonces.

Todos querríamos nuestro salmón, al menos uno. Pero si somos 100.000 individuos para 3.000 salmones, pues resulta que tenemos que repartirnos a un salmoncito para cada 33 pescadores. Esto no solo no casa con aquello de “hay salmones de sobra” (por ahora faltan), sino que además, tras el brindis al sol realizado,  si los 100.000 permanecen en sus trece de llevarse el bicho a casa, harían falta sacar del río la totalidad de los salmones contabilizados durante esta temporada y las 33 consecutivas… si misteriosamente la población no se resintiera en absoluto, claro.

Como me vais a decir que exagero (y con razón), haced la cuenta con el número de licencias expedidas en el Principado (como si solo los asturianos quisieran ir a pescar durante la temporada… ¿quién es el ingenuo ahora?). No hace falta que busquéis el dato, tampoco salen los números. En realidad, si todo el mundo se tuviera que llevar un salmón a casa, y vamos a ser justos y repartamos a partes iguales, se podría satisfacer como mucho a 2.800 pescadores. Obviamente no vamos a permitir la aniquilación de la especie… luego hay que poner un listón… y realizar un sorteo, lo que ya sabemos, si. ¿Dónde colocamos el límite? Porque a eso se reduce todo esto del “hay salmones de sobra“, ¡bajen el listón por favor! Pues lo pongamos donde lo pongamos, el resultado será uno de los siguientes:

  • Demasiados salmones pescados – afectando seriamente al declive de número individuos -, y pocos pescadores contentos (algunos asturianos “afortunados”, no todos)
  •   Un número de salmones lo más alto posible sin que afecte a volver a contar con el mismo número de individuos al siguiente año, y pocos pescadores contentos.
  • Un número bajo, conservador para intentar que el número de individuos sea mayor el próximo año, y pocos pescadores contentos.

Es decir, una sola condicional: el peor o mejor futuro del salmón atlántico. Y un único invariante: unos pocos pescadores contentos.

En realidad la única formula que cuadra con “hay salmones de sobra” para todos es bien sencilla: captura y suelta. Aprovecho para volver a presentar al señor Orri Vigfússon, que de salmones atlánticos sabe mucho más que yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s